Escondida entre las calles de la ciudad más extensa del planeta tierra, La Clandestina alberga una variedad de 25 mezcales, que comparten el cuidado extremo que cada maestro mezcalillero dedica al producirlo. Se ha vuelto un referente para todo aquel que desea vivir la experiencia de México, la noche, los amigos y el buen mezcal.

Un lugar que contiene la magia que produce esta bebida entre aquellos que les gusta disfrutar de la diversidad.

 

“¡No todo en la noche son tacos!”. También existen las tlayudas, se podría decir que equivalen al taco, pero en Oaxaca.  La Lavandería es un comedor vecino de La Clandestina, que complementa la experiencia de tomar un Mezcal Tradicional y acompañarlo con lo que se come en casa de su propio productor.

Nada se iguala al gozo de compartir con la barriga llena y el corazón contento. 

 

En Oaxaca, se le conoce como “Palenque” al lugar donde se produce mezcal. El Palenquito es una pequeña extensión en la Ciudad de México de Mezcales Milagrito. Su misión es difundir y defender las propiedades del mezcal. Construido con elementos de nuestro antiguo palenque, su espíritu nos transporta a otra dimensión donde se puede tocar el origen, donde al saborear sus mezcales el cuerpo se relaja y el alma se siente en casa.