Desde la semilla hasta la botella

El paso del tiempo. Los años de sol, viento y lluvia que requiere una semilla de maguey
desde su cultivo hasta convertirse en mezcal.

Acá nos enamora y respetamos cada parte del proceso

La tierra (la naturaleza) la planta (la vida) la mano campesina (el humano)
el maestro (el conocimiento) el producto (la experiencia)

 

Punto de maduración

Los agaves que utilizamos son cosechados una vez que alcanzaron su punto de maduración.
Esto es entre nueve y quince años en tierra libre de agroquímicos.

Renovando tradiciones

Como parte de nuestro compromiso con la nueva realidad ambiental, transformamos el palenque
mejorando la eficiencia energética y el esfuerzo humano aplicando nuevas enseñanzas y tecnología en partes del proceso sin alterar la esencia de la receta.

La elaboración de nuestro mezcal recupera técnicas tradicionales como el uso de horno de tierra para la cocción de los corazones del agave, el molino de piedra accionado por caballo para obtener las mieles del agave, la fermentación natural en tinas de madera, la destilación en alambique de cobre y, finalmente, el cuidadoso envasado de origen por manos de Oaxaca.

En Mezcales Milagrito creemos que uno es lo que toma.

Sabemos que conservar una tradición embotellando un tesoro del pasado es un compromiso que requiere honestidad, dedicación y amor.

Al compartirlo termina nuestra misión. Tomarlo hace tuya la experiencia.