MMM.png
Screen Shot 2016-02-09 at 3.09.32 PM.png
la clandestina pared.JPG
image4.png
MMM.png

Mezcales Milagrito MÉXICO


En Mezcales Milagrito nos hemos propuesto conservar una tradición mexicana de miles de años embotellando un tesoro del pasado, para ofrecerles -a todos aquellos que lo saben apreciar- una ligera probadita de un mundo que aún disfruta las cosas hechas lentamente desde el corazón.

SCROLL DOWN

Mezcales Milagrito MÉXICO


En Mezcales Milagrito nos hemos propuesto conservar una tradición mexicana de miles de años embotellando un tesoro del pasado, para ofrecerles -a todos aquellos que lo saben apreciar- una ligera probadita de un mundo que aún disfruta las cosas hechas lentamente desde el corazón.

 

Mezcales Milagrito México fue creado en 2005 con la complicidad de quienes aman y se apasionan por lo que hacen y por las bebidas de alta calidad.

image42.png

11 años de cerrar la brecha entre quienes siembran el agave,
quienes producen el mezcal y quienes lo disfrutan.

 
Screen Shot 2016-02-09 at 3.09.32 PM.png

Nuestros mezcales


SCROLL DOWN

Nuestros mezcales


MEZCAL ENMASCARADO

Volador y ligero, de aventuras gran compañero. Afloja el cuerpo y libera pasiones.

 

mezcal Milagrito del corazón

Eso que llamas amor, en realidad es mezcal. Aperitivo o digestivo, siempre sienta bien.

la clandestina pared.JPG

Nuestros lugares


SCROLL DOWN

Nuestros lugares


Escondida entre las calles de la ciudad más extensa del planeta tierra, La Clandestina alberga una variedad de 25 mezcales, que comparten el cuidado extremo que cada maestro mezcalillero dedica al producirlo. Se ha vuelto un referente para todo aquel que desea vivir la experiencia de México, la noche, los amigos y el buen mezcal.

Un lugar que contiene la magia que produce esta bebida entre aquellos que les gusta disfrutar de la diversidad.

 

“¡No todo en la noche son tacos!”. También existen las tlayudas, se podría decir que equivalen al taco, pero en Oaxaca.  La Lavandería es un comedor vecino de La Clandestina, que complementa la experiencia de tomar un Mezcal Tradicional y acompañarlo con lo que se come en casa de su propio productor.

Nada se iguala al gozo de compartir con la barriga llena y el corazón contento. 

 

En Oaxaca, se le conoce como “Palenque” al lugar donde se produce mezcal. El Palenquito es una pequeña extensión en la Ciudad de México de Mezcales Milagrito. Su misión es difundir y defender las propiedades del mezcal. Construido con elementos de nuestro antiguo palenque, su espíritu nos transporta a otra dimensión donde se puede tocar el origen, donde al saborear sus mezcales el cuerpo se relaja y el alma se siente en casa. 

image4.png

El proceso


SCROLL DOWN

El proceso


Desde la semilla hasta la botella

El paso del tiempo. Los años de sol, viento y lluvia que requiere una semilla de maguey
desde su cultivo hasta convertirse en mezcal.

Acá nos enamora y respetamos cada parte del proceso

La tierra (la naturaleza) la planta (la vida) la mano campesina (el humano)
el maestro (el conocimiento) el producto (la experiencia)

 

Punto de maduración

Los agaves que utilizamos son cosechados una vez que alcanzaron su punto de maduración.
Esto es entre nueve y quince años en tierra libre de agroquímicos.

Renovando tradiciones

Como parte de nuestro compromiso con la nueva realidad ambiental, transformamos el palenque
mejorando la eficiencia energética y el esfuerzo humano aplicando nuevas enseñanzas y tecnología en partes del proceso sin alterar la esencia de la receta.

La elaboración de nuestro mezcal recupera técnicas tradicionales como el uso de horno de tierra para la cocción de los corazones del agave, el molino de piedra accionado por caballo para obtener las mieles del agave, la fermentación natural en tinas de madera, la destilación en alambique de cobre y, finalmente, el cuidadoso envasado de origen por manos de Oaxaca.

En Mezcales Milagrito creemos que uno es lo que toma.

Sabemos que conservar una tradición embotellando un tesoro del pasado es un compromiso que requiere honestidad, dedicación y amor.

Al compartirlo termina nuestra misión. Tomarlo hace tuya la experiencia.